Novedades del sitio

COMPÁS MILLENNIAL - La generación Y en la era de la integración 4.0

 
 
Imagen de Admin Usuario
COMPÁS MILLENNIAL - La generación Y en la era de la integración 4.0
de Admin Usuario - miércoles, 2 de agosto de 2017, 16:15
 

“Asistimos a una mutación de paradigmas, saberes, expectativas e instituciones, cuyas consecuencias -por el vértigo en el cual se producen- resultan complejas de predecir y anticipar. Vivimos lo que hemos dado en llamar una integración ¨post-contenedor¨, híbrida, con fronteras borrosas y superpuestas entre bienes y servicios, tangibles e intangibles, conectividad física y virtual.

En efecto, la fabricación de autos voladores, la emergencia de movimientos transhumanistas y de singularidad, la impresión 3D, la bioeconomía sintética, las nuevas cadenas de valor con fenómenos de relocalización, la superinteligencia artificial, la nanotecnología y la internet de las cosas, entre muchas otras, son apenas puntas de un iceberg fascinante y complejo.

De las muchas caras para analizar el fenómeno de la tecnología disruptiva, hay una que no puede faltar, y es la opinión de quienes serán afectados, por acción u omisión, por dicho cambio.”

Compartimos con ustedes una breve síntesis de los aspectos destacados de este trabajo realizado por Ana Inés Basco y Marita Carballo publicado por el BID (Banco Interamericano de Desarrollo):

LATINOAMERICANISTAS: El 64% de los Millennial quiere fomentar la integración comercial con América Latina. Sin distinción ideológica, los jóvenes tienen una elevada imagen positiva de América Latina, e incluso manifiestan un fuerte apoyo a que el Gobierno promueva las relaciones de integración comercial con la región. 

SUBUTILIZACIÓN TECNOLÓGICA: Si bien el 93% tiene celular con acceso a Internet, el 54% no emplea la tecnología en su trabajo diario. La tecnología -en particular Internet, telefonía móvil y redes sociales- se encuentra profundamente internalizada en los jóvenes que la usan para entretenimiento y socialización. Pero se atenúa su aplicación en el ámbito laboral, la capacitación, el acceso a información y en el uso de e-commerce y de plataformas colaborativas, a excepción de los jóvenes de nivel socioeconómico alto.

¿CONSERVADORES?: Para el 51% de los Millennial es más importante la educación formal que las nuevas tecnologías. A la hora de formarse, todavía prevalecen las opciones más tradicionales, como la educación universitaria y terciaria. Sólo un 20% cree que es más importante la tecnología.

LA GRIETA DIGITAL: Si bien el 84% asegura poseer algún conocimiento informático o tecnológico, hay diferencias según el nivel socioeconómico. Los Millennial de estratos bajos que no poseen habilidades informáticas superan ampliamente a los de mayor poder adquisitivo. La polarización es una constante. Además, el 22% de los jóvenes no estudia ni trabaja.

DESCONFIANZA FRENTE AL CAMBIO EXPONENCIAL Y A LAS INSTITUCIONES:  Sólo un 25% está dispuesto a adoptar las nuevas tecnologías. A futuro, los Millennial tienen una actitud de cautela frente a la posibilidad de andar en un vehículo sin conductor, ser operados por un médico a distancia o por un robot, o comer carne creada artificialmente. También, son reticentes a adoptar otros hábitos, como pagar las cuentas por Internet, pagar con tarjeta de crédito o votar a través de una computadora. Tienen, además, una visión pesimista sobre el impacto de la robótica y las soluciones de automatización en el mercado laboral. Sin embargo, el 75% cree que la ciencia y la innovación tendrán impacto positivo en la salud y la atención médica.

FUTURO PERSONAL OPTIMISTA: 7 de cada 10 jóvenes creen que gozarán de una mejor vida que sus padres. A pesar de que admiten que la tecnología y la robótica pueden reemplazar puestos de trabajo, los jóvenes tienen altos niveles de optimismo, autoestima y confianza personal. Creen que el mañana será mejor. El espíritu emprendedor está presente, ya que el 50% considera como una posibilidad tener su propio negocio en el futuro.